La palabra es arte

La palabra es una obra de arte con la que se construyen muchas otras. Sólo si queremos que sea así. Es necesario tener pasión y pensamientos. Si no se tienen al alcance de la mano, se puede hacer uso de la introspección. Allí, seguro se encontrarán. Para escribir, ninguna otra cosa es necesaria. Ni papel, ni lápiz, ni ordenador. Nada. Ya lo dijo alguien alguna vez: para bailar, no se necesitan ni pies ni piernas.